L

a primera vez que leí sobre Merlín pensé, esta leyenda es algo más que una leyenda, esta leyenda forma parte de la vida.
Merlín acabo siendo engañado y condenado a vivir en el interior de un árbol por los tiempos de los tiempos. Con él se enterraba la ilusión, la alegría, la magia, el sueño, todo lo que hace que nuestra vida discurra más alegremente y que el futuro sea un tiempo de esperanza. Al enterrar a Merlín entierran la parte más afectiva de nuestro mundo, de nosotros.
Pensé que ya era hora de liberar al mago, de dejar libre a Merlín.
La sabina es una madera ancestral, noble, imperecedera, inmune a los insectos y de un agradable aroma y me pareció la madera ideal para ser el ultimo contenedor de Merlín. Y Merlín de mármol, con forma de falo que insemina de futuro nuestro mundo. Liberar al Mago, liberar la ilusión, la alegría, la confianza en el futuro, me pareció un acto de justicia con el mito.
¡Merlín está entre nosotros!.

 

 

Merlin

Madera: Sabina, Piedra: Mármol emperador claro