M

arte es el dios de la guerra para los romanos. En esta piedra verde del barranco de las Acemas, he pretendido representar mi visión de la cabeza de Marte. En todas las guerras hay vencidos y vencidos y uno de ellos piensa que es vencedor, para él la sonrisa irónica, la forma de mueca queda para el que se sabe perdedor.

 

C

asiopea. Según el mito griego, diosa de una gran belleza, que fue castigada por su vanidad. En el cielo se la puede ver todo el año, brillando con gran hermosura. Está figura esculpida en pórfido de tonos violáceos y tallada en madera -verruga- de olmo escocés, representa la belleza seria, que no ha de ser castigada sino admirada.

 

M

edusa, ser fantástico del mito griego. En mi cabeza es una mujer bella, admirada y deseada, violada como tantas mujeres de la mitología, por dioses con mentalidad de hombre, o hombres que se creían dioses. Todos los mitos occidentales han condenado a la serpiente, acaso por que muchos hombres se ven reflejados en lo peor de ellas. El pórfido es la piedra que uso para esculpir y la sabina la madera a tallar, que por su longevidad quizá conoció la verdad de los mitos.

 

 

Marte, Casiopea y Medusa

Piedra: Piedra verde del barranco de las Acemas

Madera: Olmo, Piedra: Pórfido

Madera: Sabina, Piedra: Pórfido