E

n ocasiones me gustan las ironías, “El Guerrero de las Mariposas” es el fruto de uno de esos disfrutes irónicos.
Difícil es de imaginar la brutalidad del guerrero con la suavidad de la mariposa, independientemente de las connotaciones mitológicas de almas y muerte.
Esta cabeza en madera perfumada de guerrero bárbaro está coronada por mariposas suavemente posadas sobre duras trenzas de bronce patinado en verde y pavonado en rojo.

 

 

El guerrero de las Mariposas

Madera: Sabina, Bronce: Patina Verde y pavonado rojo