A

 mi aldea vino a vivir un francés, escultor y, cuando lo salude por vez primera, tuve la sensación de estar ante un simpático punki. Con el paso del tiempo vi como cambiaba su aspecto físico, se peinaba, se arreglaba y se vestía como la gente de la zona. Aunque no cambiaba su personalidad risueña.
Con estas sensaciones parí Ectasy, un retrato casi realista. El “pelo” muestra el cambio de tendencia con el cambio de talla, y el mármol un retrato alegre de este escultor francés.

 

 

Ectasy

Madera: Sabina, Piedra: Mármol Carrara, Hierro